sábado, 16 de noviembre de 2013

Reseña: El bolígrafo de gel verde

                                      ¡Buenas tardes de sábado! 
Hoy os dejo con otra reseña más. Una novela de la que desconocía qué me iba a encontrar pero que ha sabido sorprenderme mucho pese a que, en mi opinión, no tuviera un buen arranque. 



Editorial: Espasa
Año publicación: 2011

 Un joven casado y con un hijo, con un trabajo estable y una existencia aparentemente feliz, ve cómo su vida toma unos derroteros que no esperaba a causa de un descubrimiento insignificante: la desaparición de un bolígrafo de gel verde. A partir de ese momento inicia una reflexión sobre su vida y la de sus conocidos de insospechadas consecuencias.    




                    Opinión Personal

Hace mucho que tenía este título en mi lista de libros que quería leer algún día pero por alguna razón siempre encontraba otro al que darle prioridad. Primero me llama muchísimo la atención el título, 
                                                El bolígrafo de gel verde.
Título que no nos desvela la trama de la novela pero que sin embargo es un simple objeto que tiene un papel relevante en gran parte de la novela. 

Cuando empecé a leerla no me terminaba de convencer, pasaba de un personaje a otro, de un recuerdo a otro... y todo aparentemente sin conexión. Tampoco tiene capítulos, aunque sí tiene fechas a modo de diario o cronología que te van guiando. De todos modos es una trama que se sigue fácilmente, no se presta a confusiones. 

La novela está escrita en primera persona y protagonizada por un tipo (yo lo sitúo entre los 30 y los 40 años) casado y con un niño pequeño, que parece sentirse hastiado de la vida, más bien hastiado de lo rutinario de la vida. Su vida no va más allá de casa-trabajo, trabajo-casa y esto le hace entrar en una profunda crisis personal/existencial. 


No tiene un trabajo duro, su trabajo es un tópico, un trabajo de oficina pero las relaciones del trabajo son siempre iguales, los mismos compañeros (ojo! aquí encontraremos anécdotas que merecen mucho la pena), las mismas conversaciones, el mismo jefe incompetente tocapelotas, etc. y  luego cuando llega a casa, de nuevo entra en la rutina, una rutina distinta pero rutina al fin y al cabo: el besito rutinario y sin sentimiento con la mujer de todos los días, una cena en silencio, un buenas noches a su hijo ya dormido, un poco de tele antes de acostarse y al día siguiente otra vez a empezar... 

Toda esta rutina le lleva a plantearse su estilo de vida, su trabajo e incluso su relación con su mujer. Una relación que se ha vuelto tediosa para los dos y que, aunque tiene arreglo, ninguno de los dos parece verlo.

En fin... una vida totalmente rutinaria y aburrida. El único aliciente que tiene es tratar de descubrir quién tiene la costumbre de birlarle material de oficina, en concreto bolígrafos de gel negro. Por ello un día decide comprarse un bolígrafo de gel verde con la intención de que también le sea robado y así poder hacer él algunas pesquisas y averiguar quién es la persona que le birla el material de oficina. Todo esto le llevará a una serie de sucesos y reflexiones que no tienen desperdicio y que hacen que te pegues aún más a sus páginas. No puedes dejar de preguntarte ¿dónde me va a llevar éste ahora? o ...a ver qué va a hacer.

Debo decir, sin embargo, que si bien la novela me ha encanto el protagonista me ha llegado a poner de los nervios. ¡Nunca sabe qué decir o qué hacer! Y eso es, justamente, una de las razones por las que se encuentra en las situaciones en las que se encuentra (o esa es mi opinión). 

Y aunque en un principio os dé la sensación de que se trata de una novela pesimista os diré que tras terminarla sientes todo lo opuesto. El protagonista en un principio se siente insatisfecho con todo: con el trabajo, con los compañeros, con los amigos, con la mujer, con el poco tiempo que tiene para estar con su hijo... es un protagonista que parece odiar su vida y desea cambiarla y se pone en camino para conseguirlo, y ahí está su fuerza. 



En esta novela nos vamos a encontrar con experiencias muy reales, muy de andar por casa... con algunas te sentirás más identificado que con otras. Es una novela que te hace reflexionar sobre la vida y su rutina y te anima a luchar contra la rutina, a vivir la vida con pasión, a cambiar aquello que no nos guste, a valorar el poco tiempo que nos deja pasar nuestro estilo de vida con los seres queridos... y lo más importante para mí ¡la comunicación! La falta de comunicación tanto en una pareja, como en la familia, las amistades o el trabajo sabe abrir brechas que luego pueden hacerse irreparables si no las subsanamos a tiempo. 

Se trata de una de esas novelas que tras haberla terminado sigues pensando en ella días después. Es una novela que no te arrepientes de leer a pesar de que no se trate de una novela maravillosa. Yo la leí sin expectativas, sin saber qué iba a encontrarme y me sorprendió gratamente. 

Os dejo con un par de citas que se me quedaron un par de días tras haberlo terminado...


“Nos ha faltado siempre tiempo. Nos ha faltado tiempo porque hemos tenido que trabajar demasiado. Hemos tenido que trabajar tanto porque, hoy en día, para todo se necesita dinero. Dinero para mantener a un niño al que apenas veíamos; dinero para contratar a una persona que nos limpiara la casa en la que apenas estábamos; dinero para vivir una vida que no hemos disfrutado. Todo tan circular, todo tan ridículo”.



"Aprendí tantas cosas en aquel sofá, aquella noche.... Aprendí que la mente es capaz de crear historias sólo creíbles para uno mismo; que los celos son capaces de empañar cualquier verdad, de encumbrar cualquier mentira; que en los malos momentos raramente se acude a la razón, al diálogo mutuo, a la franqueza... se acude, en cambio, a las sospechas, a la desconfianza, a los recelos de una verdad que debe serlo sólo por el hecho de haber nacido nuestra. Aprendí la fortaleza del odio cuando acecha la duda, la resistencia de la desconfianza cuando el amor ya no es como era, la confusión de pensamientos cuando las cosas dejan de funcionar ...”.






23 comentarios:

  1. nunca había oído hablar de él pero nose no me acaba de convencer , salu2!

    ResponderEliminar
  2. Me sucede igual que a ti, su sinopsis me atrae y su titulo tambien, pero no me animo a leerlo..

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que te guste. Yo este libro quiero leerlo desde hace mucho. Participé en un concurso pero no lo gané así que me tocará comprarlo jejeje. Graciass

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Este libro estuve a punto de comprarmelo una vez, pero no me acabó de convencer, y sigue en las mismas, aunque la reseña es genial. :)

    ¡besitos! xx

    ResponderEliminar
  5. hola, tu reseña me ha dejado intrigada... si lo veo me animare a comprarlo, saludos ^^

    ResponderEliminar
  6. Había oído hablar de él, por ello me llama mucho la atención los libros de este autor

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  7. He oído muy buenos comentarios acerca de este autor en general. La verdad es que me ha llamado la atención, sobre todo por las reflexiones que sacas al concluir el libro, y sigues pensando en ellas días después.
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
  8. Me encantó este libro! Es como muy real, al protagonista le pasan cosas normales que nos pasan a todos en algún momento de la vida. Estoy deseando leer el segundo libro del autor, que dicen que es mejor. Y mira que este me gustó.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. A mí me gustó muchísimo este libro y me ocurre lo mismo, una vez terminado es una lectura que sigue dando vueltas en la mente y que me hizo reflexionar sobre diversos aspectos
    besos

    ResponderEliminar
  10. Tengo este libro esperando en la recámara desde hace meses, pero no acabo de ponerme con él. A ver si me animo de una vez.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. No conocía el libro pero me ha parecido curioso xD

    Besoooooos ^^

    ResponderEliminar
  12. Hola! yo tampoco conocía el librito pero lo cierto es que de momento no me llama a ver más adelante!

    Besos =)

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! :D

    Me sonaba el título, pero no lo conocía muy bien. Me ha gustado saber de él parece interesante. Amo los libros que se te quedan en la cabeza días después <3. ¡Buena reseña!

    ¡Un beso! :3

    ResponderEliminar
  14. hola!!!
    Es un libro que me llama bastante.
    Tiene buena pinta
    además su autor es muy agradable
    un beso

    ResponderEliminar
  15. Por ahora como que no, tengo muchos pendientes, y tengo que ponerme a ellos, aunque parece interesante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me encantó, hubo algún tramo que se me hizo algo pesado pero aún así la disfruté un montón.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Hola guapi!!

    He leído reseñas muy positivas de este libro, pero a mi no termina de llamarme. No sé por qué , ya que me estoy erdiedo una buenisima historia, pero no me atrae nada. Un beso

    ResponderEliminar
  18. He leido reseñas muy positivas de èl,lo vi en LC....pero no se pq me he echado pa`tras...sera todo lo q tengo pendiente???

    Bss

    pd: eliminastes tu comentario del concurso niña?? o fue blogger q estaba tiquismiquis??

    ResponderEliminar
  19. Que ganas de leer este libro, me han hablado maravillas de el así que próximamente lo tengo que conseguir:)
    bss

    ResponderEliminar
  20. Tengo ganas de leerla desde que leí Lo que encontré bajo el sofá. A ver si le llega el turno pronto ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! A mí esta novela no me gustó nada, ¡pero nada! Ni la trama —pesimista, sin alicientes y con giros que nadie se los cree— ni la forma de contarlo. No me quedaron ganas de seguir leyendo nada más de este autor. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  22. Hola Sabinela la leí y me pasó un poco como a ti, eso sí hay reflexiones interesantes para sacar de la lectura y beneficiosas para nuestro día a día. El segundo libro del escritor me gustó más que este. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar

Los blogs se alimentan de tus comentarios pero realízalos siempre desde el respeto, gracias!